Lifestyle

The Darkest Hour Ilumina la Pantalla Grande

La actuación de Gary Oldman de Winston Churchill está capturando la imaginación de los fanáticos del cine y de los votantes de los premios.

Lo mejor del año en cuanto a cine se refiere (en mi opinión), es la película: The Darkest Hour (Las Horas Más Obscuras), y salí del cine directo para recomendarla a ustedes mis Queridos Lectores, les comento, que dejé la cena posterior con amigos, para platicarles sobre esta joya.

Es una emocionante e inspiradora historia real, que surge en la víspera de la Segunda Guerra Mundial. A días de convertirse en el Primer Ministro de La Gran Bretaña, Winston Churchill con la extraordinaria actuación de Gary Oldman (ganador del premio Oscar, y también lo merece en esta ocasión), debe enfrentar uno de los momentos decisivos en la historia: considerar un acuerdo de paz con la Alemania Nazi o permanecer fiel a los ideales de libertad de toda una nación.

darkest_hour_gary_oldman-2

Mientras el poderío Nazi aumenta su expansión al occidente de Europa, y la amenaza de una invasión es inminente, Churchill deberá enfrentarse a una nación incrédula, un rey escéptico y a la conspiración de su propio partido para superar las horas más oscuras de su vida, y dirigir a una nación para cambiar el curso de la historia.

DARKEST HOUR

Debo confesar que Sir Winston Churchill, me cautivó desde que tenía 15 años, así que siendo una de sus más acérrimas admiradoras, soy también muy también muy selectiva cuando Churchill es el tema.

Aquí les dejo una de sus inolvidables frases y que aparece en el film:

“No se puede negociar con el tigre teniendo la cabeza en su boca”