Día Internacional de la Escritura a Mano

Día-Internacional-de-la-Escritura-a-Mano-1

foto cortesía: Faber-Castell

En una era donde la tecnología forma parte de nuestra rutina, preguntarnos si la escritura a mano ha llegado a su fin, parece un cuestionamiento bastante lógico. Sin embargo, cosas tan simples como realizar la lista del mercado, o escribir una nota de agradecimiento a mano, son acciones que jamás pasaran de moda; y lejos de deslumbrar un final, la escritura a mano capta cada vez más adeptos gustosos de reivindicar sus bondades.

Por tal motivo, cada 23 de enero se celebra en el mundo el Día Internacional de la Escritura a Mano. Auspiciada por Writing Instrument Manufacturers Association (WIMA), la iniciativa busca desde 1977, enaltecer y reconocer la influencia de la caligrafía en nuestras vidas.

Diversos estudios han demostrado que existe una conexión entre el hecho de escribir a mano y la actividad neuronal, lo que incide positivamente en diferentes aspectos relacionados con creatividad, motricidad fina y habilidades cognitivas. Por ello resulta fundamental que los niños aprendan a escribir a mano en sus primeros años. Dedicarle al menos 15 minutos al día puede tener un gran impacto en la vida del niño y la adquisición de dichas habilidades.

En temas de habilidades cognitiva, esta práctica ayuda a incrementar la actividad cerebral, lo que proporciona una base para el rendimiento y tiene influencia en la lectura, escritura y pensamiento crítico. Un estudio publicado por la Asociación Americana de Psicología del doctor George Early mostró que alumnos del primer grado que sabían escribir con letra cursiva obtenían mejores calificaciones que aquellos que lo hacían con letra imprenta.

Según Edouard Gentaz, profesor de Psicología del Desarrollo de la Universidad de Geneza, el hecho de dibujar las letras y unirlas a la hora de escribir nos ayuda a fortalecer nuestra comprensión del lenguaje, ya que tenemos una memoria corporal. Esto significa, que podremos reconocer la letra con facilidad después, ya que nuestro cerebro debe dirigir cada movimiento al momento de dibujarla.

Por otro lado, según “The Importance of Teaching Handwriting in the 21st Century¨, existe una correlación positiva entre una mayor habilidad para escribir a mano y un mayor rendimiento en escritura y lectura. Cuando el escribir a mano es una actividad automática, el estudiante puede utilizar el pensamiento del proceso cognitivo y de orden superior para la producción deideas en lugar de textos.

Beneficios para todas las edades

Pero los beneficios de la escritura a mano van más allá de temas de aprendizaje. Por ejemplo, tras un largo día cargado de ideas, tomarse unos minutos para escribir ideas, frases o solo palabras en un papel, es un ejercicio que ayuda a liberar estrés. Esta simple acción permite calmar nuestro cerebro y por ende nuestro cuerpo se releje.

Es además un buen ejercicio que estimula la capacidad retentiva, lo que nos permite fortalecer la memoria. Esto representa además un ejercicio mental que nos ayudará a mantener una mente joven a medida que envejecemos.

Nos ayuda además a fomentar la creatividad, ya que ponemos en papel todas las ideas de una manera clara y permite enfocarnos en el proyecto. No en vano grandes escritores prefieren escribir sus borradores a mano, ya que les permite volver sobre la pieza una y otra vez para correcciones y reflexiones.

Para la grafología, existen diferentes aspectos en nuestra caligrafía que muestran aspectos de nuestra personalidad, por ejemplo, aquella escritura que es delicada y legible y que se desliza fácilmente en el papel correspondería a una persona que es más flexible en situaciones difíciles. Y es que cuando escribimos a mano estamos plasmando todos nuestros pensamientos con nuestro sello personal, y nuestra personalidad.

Leave a Reply
Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.