Mujeres que nos Inspiran

carmen-serdan-alatriste-1

Ayer fue el Día Internacional de la Mujer y quiero aprovechar la oportunidad de homenajear a través de estas líneas a esas mujeres que han marcado nuestra historia y han inspirado a las que hemos venido tras ellas.

La historia está llena de mujeres que han hecho grandes cosas y de las que se sabe muy poco. Hay algunas que te sonarán, como Malala Yousafzai o Simone de Beauvoir. Aunque muchas otras que, para la mayoría, siguen siendo desconocidas. Y por ello, quiero compartir la historia de una de las enormes mujeres de nuestro país.

Por cierto soy descendiente de este personaje, y se trata de Carmen Serdán Alatriste (Puebla de Zaragoza, Puebla, 1875 – ibídem, 28 de agosto de 1948) Pionera de la lucha contra Porfirio Díaz antes del pronunciamiento de Madero en favor de la Revolución Mexicana. Hermana de Aquiles y Máximo Serdán Alatriste, también revolucionarios, quienes iniciaron en Puebla la revolución maderista el 18 de noviembre de 1910.

Mientras que en el año 1909, su hermano Aquiles fue elegido como presidente de la sección Puebla dentro del Partido Nacional Anti reeleccionista, Carmen, bajo el seudónimo de Marcos Serrato , se ocupaba especialmente del “detrás de escena”: actividades de propaganda, compra y distribución de armas, colaboración en la publicación No-reelección, entre otras actividades.

Entretanto, su radical oposición a la dictadura de Porfirio Díaz había llevado a Francisco I. Madero a la cárcel (1910). Madero huyó a Texas y organizó desde allí la Revolución. Carmen y Aquiles Serdán se dirigieron a Texas para recibir instrucciones; por el camino tuvieron noticia del Plan de San Luis, llamamiento que Madero dirigía al pueblo mexicano para que se levantase en armas a las seis de la tarde del domingo 20 de noviembre. Madero encargó a Aquiles Serdán preparar el alzamiento revolucionario en Puebla.

Absolutamente comprometidos con la causa maderista, los hermanos Serdán actuaron en consecuencia, en tanto, alertados de su actividad, en noviembre del año 1910 la policía irrumpe en la vivienda familiar con la misión de detener a Aquiles.

En un fuerte y prolongado tiroteo que se desata, Carmen es herida mientras acercaba más municiones a quienes se hallaban apostados en la terraza de la casa.

Excepto Carmen, su cuñada y su madre, los hombres de la familia fallecieron aquel día de resistencia.

De ningún modo, la muerte de su hermano Aquiles la llevó a claudicar y en los años siguientes siguió peleando por la causa revolucionaria.

En el año 1913 integró la Junta Revolucionaria de Puebla y también trabajó como enfermera en hospitales militares.

Una vez que la causa que impulsaba triunfó se retiro de la vida pública, falleciendo el 21 de agosto del año 1948, a la edad de 73 años, en la ciudad de Puebla.

La casa familiar de los hermanos Serdán fue reciclada y se convirtió en el Museo de la Revolución de Puebla.

No puedo dejar de mencionar a las mujeres que me leen, que me inspiran, y me siguen enseñando cada día a luchar por mejorar poco a poco. Desde aquí, una vez más, les doy las gracias.

Leave a Reply
Your email address will not be published.

Click on the background to close